Pequeña criatura

11 04 2011

La esencia más pura va en frasco pequeño

Un radiante día de sol en la costa. La brisa marina acompaña nuestros pasos. Me tumbo en la arena. Te levantas y miras al infinito horizonte. Sigo tus pasos con mis ojos. Vuelves. De repente, algo diminuto sobrevuela por delante de mi retina. Casi imperceptible. Casi… Alargo la mano, la ayudo a subir. Delante de mi, una pequeña mariquita recorre mis dedos. Perdida. La observo un instante. Pienso cómo habrá llegado a tan caluroso lugar. Observo alrededor. Algo verde. La ayudo. La acuno en su nuevo hogar…

A veces, las pequeñas cosas de la vida son las que nos dan momentos día a día.

 

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

11 04 2011
Markys

Que maco. Altre gent segurament hauria cridat “Puaj!! un bitxo!!” i l’hauria catapultat amb els dits cap a l’infinit, pobre mariquita…

La foto és molt bonica.

14 04 2011
Mar

Es que les coses petites, a vegades i paradoxalment, són enormes.

Un petó molt fort 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: